Audaces en la esperanza

 

DISCÍPULOS MISIONEROS DE LA ESPERANZA: AGRADECIDOS Y RESPONSABLES

Volvamos a empezar en la escuela del Evangelio, en la escuela del Dios de la esperanza que siempre sorprende. Si lo imitamos, no nos enfocaremos en denunciar los pecados, sino en salir en busca de los pecadores con amor. No nos fijaremos en quienes están, sino que iremos a buscar a los que faltan. No volveremos a señalar con el dedo, sino que empezaremos a ponernos a la escucha.

 

  Comunicación agosto 2022

Documentos relacionados